20100917024054-aogado.jpg

 La Policía investiga las circunstancias en que un joven de 18 años se ahogó anoche al lanzarse al río Ozama momentos en que trataba de escapar de varios desconocidos que le emprendieron a tiros por motivos ignorados en el barrio Simón Bolívar.

 La institución del orden dijo que Willi Orlando Calderón, quien residía en la calle Luz del Alba 70, del sector Las Cañotas, del referido barrio, falleció a causa de asfixia por inmersión, según certificó el médico legista.

 El informe preliminar refiere que Calderón se lanzó a las referidas aguas alegadamente sin saber nadar.

 La Policía dijo que el hecho ocurrió a las 11:30 luego de que Calderón sostuviera una discusión con los desconocidos que le emprendieron a tiros, por lo que se arrojó al riachuelo con sus vestimentas y gafas.

 En tanto, oficiales de la Dirección de Investigaciones Criminales de la Policía profundizan las indagatorias para establecer la real circunstancia de ese caso.

 Por otra parte:

 La Policía informó que un niño de dos años falleció ayer ahogado al caer en una cisterna en la sección Batero, del municipio de Cevico, en Cotuí.

 El cadáver de Yordany Débora Abad, hijo de Johanna Abad, de 21 años, quien reside en Villa Mella, Santo Domingo Norte, fue llevado a la morgue del sub centro de salud, de ese municipio.

 La Policía informó que el hecho ocurrió a las 2:30 de la tarde cuando el infante jugaba con otros niños detrás de la vivienda, “donde hay un hoyo de cisterna”, propiedad de Juan Ramona Jiménez.