20100919015619-social.jpg

 El Gobierno ha invertido en lo que va del año más de siete mil millones de pesos en las familias beneficiadas con el programa Solidaridad y éste será ampliado, aseguró el vicepresidente Rafael Alburquerque.

 Alburquerque, jefe del Gabinete Social del Gobierno, dijo que al finalizar el año los ingresos destinados a los diferentes programas destinados a los pobres ascenderán a 11 mil millones de pesos.

 Manifestó que el Programa Solidaridad tendrá algunas nuevas enmiendas como lo es el ampliar la cobertura a los más de 800 mil hogares que reciben las tarjetas Bono-Gas y Comer es Primero.

 Señaló que en una alianza estratégica con los ministerios de Educación y Salud, las familias recibirán nuevos incentivos.  Dijo que en los hogares en que haya niños estudiando les serán entregados 150 pesos por cada niño. La cantidad máxima de esos estudiantes serán cuatro.  Asimismo, a esos mismos estudiantes se les dará seguimiento en el tratamiento de la salud, a través de los Centros de Atenciones Primarias (CAP), garantizándoles los medicamentos el tratamiento de las patologías que les sean detectadas.

 El vicepresidente estuvo en el polideportivo de esta ciudad en donde ofreció las informaciones a cientos de cabezas de familias sobre los alcances del programa Solidaridad.  Estuvo acompañado del senador Tommy Galán, el gobernador provincial Gamalier Montás y el alcalde de este municipio Isaías Valdez, entre otros.