20101006190147-polanco.jpg

El jefe de la Policía, mayor general José A. Polanco Gómez, respaldó hoy las medidas adoptadas por el Ministerio Público con relación a los imputados en un supuesto tumbe de drogas en Santiago, entre los que figuran un coronel, un sargento y un cabo de la institución del orden.

Dijo compartir la decisión de la fiscal de Santiago, Yeni Berenice Reynoso, de solicitar un año de prisión como medida de coerción contra los imputados, y que se declare el caso complejo.
El mayor general Polanco Gómez resaltó la unidad y armonía existente entre el Ministerio Público y la Policía Nacional, situación que aseguró permitirá reducir los espacios de impunidad.

Dijo que los agentes que traicionan los principios éticos, morales y disciplinarios de la Policía, y violan las leyes penales “no merecen llevar el uniforme policial” y tienen que ser sometidos a la justicia y traducidos a prisión.

Los agentes policiales apresados en Santiago e investigados por un supuesto tumbe de drogas en el municipio de Licey al Medio son el coronel Franklin A. Peralta González, quien se desempeñaba como jefe de la Unidad Antinarcóticos de la Policía en Santiago; el sargento Jerez Polanco y el cabo Nicanor Estévez, quienes habrían actuados junto a otras 13 personas.