20101013014229-gay.jpg

Una jueza federal emitió una orden judicial válida en todo el país suspendiendo la política que prohibía el ingreso a las fuerzas armadas de las personas que declararan su homosexualidad.

El fallo histórico el martes de la jueza federal de distrito Virginia Phillips fue ampliamente elogiado por las organizaciones que defienden los derechos de los gays, que le acreditaron haber logrado lo que el presidente Barack Obama, y los demás políticos de Washington no pudieron.

Los abogados del Departamento de Justicia cuentan con 60 días para apelar.

Los expertos legales dicen no tener ninguna obligación legal y podrían permitir que el fallo de Phillips permanezca.

El gobierno federal está revisando el fallo y no tiene comentarios de inmediato, dijo Tracy Schmaler, vocera del Departamento de Justicia.

Phillips declaró la ley inconstitucional después de un juicio de dos semanas sin jurado en un tribunal federal de Riverside, y dijo que emitiría una orden judicial válida en todo el país.