Facebook Twitter Google +1     Admin

Milenaria Iglesia Católica en trayecto a Sabana Grande Boya

20120607145813-imagen-020.jpg

Santo Domingo Norte R.D.

Al nordeste de Santo Domingo, en la ruta de acceso al promontorio montañoso denominado Parque Nacional de Los Haitises, seis kilómetros después de la ciudad de Monte Plata, se encuentra ubicado Boyá, un pueblito trescientos once 311 años más antiguo que la misma República Dominicana cuya proclamación de Independencia data del 27 de febrero de 1844.

El lugar asemeja una mesopotamia por estar situado en medio de ríos. Hay quienes no descartan, como el escritor norteamericano Gary Jeninings, en su novela Azteca, que el nombre Boyá significa “ríos y montañas”  como efectivamente son las características de los predios de la zona. Sin embargo, no hay estudio al respecto que sugiera con certeza la razón por la cual se bautizara con ese nombre la vieja comarca

La iglesia, construida de ladrillo y adobe al estilo de los demás edificaciones y monumentos de su género levantados por los conquistadores en América, ha resistido a través de los siglos las embestidas de huracanes y terremotos, y, salvo contadas reparaciones hechas en muy distantes fechas, aún se mantiene imponente como testimonio imborrable del catolicismo español, y ¿por qué no decirlo? como señal patética de crueldades, olvidos y miserias de tiempos pasados que, no obstante, se arrastran hasta nuestros días.

Sobre el origen del templo y las razones para su construcción en una villa de contados vecinos y relativamente lejana al asiento del gobierno español establecido en la ciudad de Santo Domingo, hay una prolífica documentación histórica que con atinada sustentación permiten asegurar que Boyá fue el último reducto de los aborígenes de isla.

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris